Hay una ciudad allá afuera, gritando a puro pulmón tu nombre, y que desea ser recorrida con la ilusión de un niño que por primera vez se encuentra a sí mismo en la feria. Hay una ciudad, de columnas de sueños, pero los sueños se han endurecido y algunos se quedaron atrapados entre ellos. A tal imagen todos huyen, y por eso la ciudad, el mundo, los habitantes, nosotros… soñamos con un mundo mejor, aterrorizados de conseguirlo.

No puedo creer la injusticia humanitaria que hay con personas que sólo necesitan un apoyo, un hombro… Lo más triste es que no hay gobierno que se pueda culpar, porque somos nosotros mismo los insensibles que preferimos juzgar o darle la espalda a una persona que necesita ser escuchada, en vez de escucharla, ayudarla o tan si quiera brindarle el hombro. Queremos un mejor mundo, pero nos preocupamos por mejorar lo que no esta en nuestras manos y olvidamos lo que si está.

Todos buscando un cambio. Es la promesa de tu pareja, la de un amigo, la que le haces a tus padres, la que te hace el amanecer y por nosotros no puede cumplir, la que te hacen los politicos. Quieres saber como hacer el verdadero cambio ? Cuando sientas este blog, y te des cuenta que detras de esta computadora hay un ser humano que se ha reducido a meras palabras en un vano intento de despertar la chispa del humano dentro de ti.

Quisiera volver a esos tiempos en que las personas no se sentian ajenas a su propio trabajo, a esos tiempos en que el trabajo era vida porque se trataba de hacer lo que te apasionaba y no una medida de supervivencia. En estos momentos es que realizas que los valores sociales y culturales del planeta poco a poco se van desvaneciendo con la foto de nuestros abuelos…

La esclavitud fue abolida no por los esclavos, sino por quienes le poseian. Fue asi, tampoco por misericordia ni pena, sino porque ya a los amos no les convenia tener esclavos con quien compartir su comida y su techo. Y desde entonces, distintas maneras de esclavizar han surgido, mas discretas pero ahi siguen…no lo dudes. Estoy seguro que conoces a alguien que trabaja para comer, y luego volver a trabajar, y desde luego, estas son condiciones de un esclavo.

La verdad sobre la primera guerra mundial. Esto es un pedazo de un documental, un pedazo que dura 2:43 min. En estos proximos dos minutos, experimentaras el egoismo y la crueldad humana. Recuerden que las guerras no las pelean los ricos, las guerras las peleas los pobres para que los ricos se hagan mas ricos.

Encontraras la felicidad cuando seas esclavo de la naturaleza, cualquier naturaleza, pero nunca siendo esclavo del hombre.

+ Load More Posts